Mientras trabajé como recepcionista en un hotel de Cabo Polonio, descubrí que hay muchísima desinformación sobre las cosas que se deben tener en cuenta antes de entrar al pueblo, ya que, después de entrar no hay vuelta atrás (qué macabro suena eso, ¿no?) y lo que puede ser un viaje de placer, puede convertirse en impotencia.

Por eso, me gustaría compartir algunas recomendaciones, muy personales, a partir de experiencias que vi en turistas:

  1. DINERO EN EFECTIVO. Por favor, lleven dinero en efectivo, siempre. Cabo Polonio es un lugar que no tiene electricidad, por lo tanto las posibilidades de que algún comercio o hostel acepte tarjeta son pocas. Sí, hay lugares que aceptan, como La Perla, Lo de Dani, El Viejo Lobo o Lobo Hostel bar, sin embargo podrías perderte otras opciones de alojamiento o comida que pueden estar interesantes. Hay un cajero BROU en el terminal, pero no funciona siempre, así que evita retirar plata en el terminal del Polonio. 
  2. *Se puede pagar pasajes con tarjeta dentro y fuera del pueblo*.
  3. PROTEGE TU PIEL: Sí, esto suena a publicidad Nivea, pero no lo es. En el Polonio no hay árboles ni palmeras que te permitan descansar del sol, no hay sombra, es literal. En Uruguay el sol quema, vi muchas personas confiandas, expuestas, para conseguir bronceados perfectos que terminaron con insolación y llagas en un par de horas. Si vas a la playa, procura evitar las horas del medio día, yo, por ejemplo, iba recién a las 3 o 4 pm y, aún así, sentía que el sol estaba fuerte. Bloqueador y sombrero para no llorar, mi amor.
  4. USO DE LINTERNAS. Está perfecto que uses linterna cuando hay luna nueva y la noche está bien oscura, es normal, porque no se ve NADA. Sin embargo, hay que cuidar el cómo. Al caminar, apunta al suelo, es lo único que necesitas ver, porque los locales abiertos siempre están iluminados con velas y luces para llamar la atención. Si vas con la linterna apuntando al frente, encandilás a quien viene caminando hacia ti. Es como si fueras en auto y pusieran luces en “alta” ¿me entiendes? Si hay luna llena, no será necesario que uses nada, será como un paseo con sol, pero debes dejar-y permitir -, que tus ojos se acostumbren un poco a estar fuera de la ciudad. Paciencia.
  5. >>¡BRASILEROS!<< Los platos son TODOS para una persona. Si quieren compartir, compren platos tipo picaditas.
  6. CUIDADO CON EL PRECIO vs. CALIDAD. Hay muchos hostels que tiene precios muy muy bajos, sugiero que cuiden un poco su sanidad, verifiquen el tema de la limpieza, porque si tienen chinches en un lugar, además de tener toda la piel picada, no se van a poder quedar en otro espacio. El chinche, es un bicho que queda entre su ropa, mochilas, etc., y después que los vives, es dificil que te dejen quedar en otros lugares. Yo me quedé en el Hostel Albatros (pregunten por la leyenda de las pizzas de Lore), en el Palacio de los Sapos y en el Viejo Lobo . Si quieren algo mucho más cómodo, vayan a La Posada de Carmela, Mariemar o La Perla, la última tiene tremendos desayunos. Y si no, en el Portaldelcabo.com tienen un montón de ranchos y otros lugares para ver.
  7. DESAYUNOS. Hay pocos lugares que ofrecen. Yo recomiendo los panes de Peter Pan, que va por ahí deambulando por las casas, hostels y calles del pueblo, y las empanadas del almacén “Los Chispas”.
  8. EQUIPAJE. Eviten llevar maletas con rueditas, por favor. No hay calles asfaltadas, el camino es de tierra, piedra y, si llueve, barro… Son muy incómodas para trasladar y no hay servicio de traslado de maletas. Lleven equipaje ligero, usen mochila.
  9. EL SAQUITO, POR LAS DUDAS. Sobre todo de noche. Una campera contra viento y lluvia nunca está de más. Ojalá me equivoque y les toquen noches hermosas y cálidas (que las hay), pero es mejor prevenir, porque no hay mucho lugar para resguardarse y cuando pega el viendo, se siente hasta en los huesos.
  10. COSAS MÍAS <3 Las pizzas más ricas (al sartén), están en el Bunker Bajonero. Shows en vivo en el Parador Mucho Bueno y el mejor lugar resguardado para tomar una cervecita y comer Berenjenas a la Parmesana, es El Club. Chupitos de “licor de Butiá” en Lo de Joselo y hamburguesas completas de pescado en La Majúa.
  11. LOS LOBOS MUEREN. Puede que vean lobitos o leones marinos en la orilla del mar, no intenten salvarlos, porque casi siempre son los que están a punto de morir, o están enfermos, o son crías separadas de la madre (que no encontrarán nunca más, porque una vez que se separan, es muy difícil que vuelvan a estar juntos). Es parte de la naturaleza, hay que aceptarlo. Además, hay muches guardaparques en el lugar, elles se encargan.
  12. CUIDA EL AGUA. El Cabo es una Reserva Natural. El agua es un recurso valiosísimo en ese lugar, así que hay que cuidarlo. Toma baños cortos y valora cada gotita de agua en tu boca. Esto se puede aplicar a la vida misma.
  13. DESCONÉCTATE. No hay Wi- Fi, así que antes de subirte al camión, avísale a tu familia que vas a estar desconectade por “x” cantidad de días. Si vas a comprar chip uruguayo, que sea Antel, porque tiene buena señal, si no, no pasa nada sin teléfono, créeme.

Saluda al Cabo de mi parte, túmbate en la playa, observa las estrellas, escucha la mar, camina hasta las dunas, deja que los pescadores salgan tranquilos de su jornada laboral (evita las fotos, ellos están trabajando), respetemos la vida del residente, no son monos, recuerda que allí vive gente.

Zambúllete en esas aguas oceánicas, saluda al sol y despídete de él… Que tengas lindo viaje.

Cabo Polonio

Fin


¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .